Suelen decir los técnicos que prefieren sortear el problema de la abundancia que el de la escasez. De ser verdadera la máxima, Guillermo Barros Schelotto verá pasar las horas con tranquilidad y Marcelo Gallardo lo hará con preocupación. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *